Hace dos meses que el aborto caló en la opinión pública. Entró en las instituciones, en los medios de comunicación, en las casas y en los bares. El aborto pasó de ser un secreto a voces a convertirse en un grito de lucha que invadió todas las calles.

De esta manera, después de doce años de la sanción de la Ley Nacional de Educación sexual Integral (ESI), la sociedad entera asistió, casi sin darse cuenta, a una gran clase de ESI.
Con la obtención de la media sanción para la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo se inicia una nueva época en la lucha feminista en la que debemos estar más atentxs y fuertes que nunca. Sabemos cuánto queda por recorrer para la aprobación total de la Ley y sabemos también, que cuando esto ocurra, al día siguiente estaremos en cada hospital acompañando a cada compañerx para el efectivo cumplimiento de la misma. Con garantías de cuidado, protección y seguridad, impidiendo la vulneración de los derechos adquiridos para que no hayan nunca más casos como el de Ana María Acevedo o el de Belén.
Por ellas, y por cada mujer que hoy no puede estar en las calles peleando con nosotrxs: EDUCACIÓN SEXUAL PARA DECIDIR, ANTICONCEPTIVOS PARA NO ABORTAR, ABORTO LEGAL PARA NO MORIR.
Por: Mar Funes
Ph: Matria

Categorías:Editoriales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *