La arremetida no es de papel, estando tan de moda en estos tiempos, en todas sus formas, la arremetida es de hierro, de golpe y hierro, en todas sus formas.

Asistimos a un primer semestre plagado de retrucos y ofensivas que no hacen mas que seguir dañando a nuestro pueblo. Y no es nuevo, ni es privativo de este sur de continente. Nuestro hermano pueblo brasilero padece las consecuencias de un sistema perverso que ha logrado la encarcelación, sin prueba alguna, de su mayor líder político, y mientras su pueblo se levanta en las calles, aun no es suficiente para que puedan siquiera acercarse a su 17 de octubre, y el hombre que logró sacar a 40 millones de brasileros de la pobreza permanece en una celda injustamente.
A nivel mundial el imperio pareciera redoblar sus apuestas, llevando pruebas de su poderío al punto de bombardear un país para quedarse con las riquezas que este conlleva, y nuestro “prescindente”, de este lado del globo, se aúna con tamaña decisión, lamiendo, una vez más, las botas del amo.
El mundo del revés pareciera estar ubicándose del lado que mayoritariamente ha estado, a lo largo de la historia, del lado de los opresoras por sobre los oprimidos. Hemos vivido primaveras maravillosas, pero quedarnos sóilo con esa nostalgia no hará que podamos alguna vez retomar ese camino que nos pertenece “Por mandato popular, por comprensión histórica y decisión política”.
El tiempo es de descuento, porque si en dos años han podido destrozar tanto, imaginemos lo que harán EN UN NUEVO MANDATO DE CUATRO AÑOS DE 2020 A 2024… El tiempo es de descuento porque las panzas no esperan a que nosotros nos decidamos si con éste, o con aquél, o permanezcamos pasando facturas a cuenta, el tiempo es de descuento porque un puesto de trabajo menos es una familia menos, y una familia más que está a un paso de la indigencia. El tiempo es de descuento porque nosotros como pueblo somos las fichas que van restando. Hay un único objetivo estratégico: ganar en octubre de 2019.
Por: Beltran ‘Chino’ Besada
PH: Emiliano Lasalvia
Revista La Negra del Sur

Categorías:Editoriales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *